Ceremonia de purificación y ofrendas en Tumilco (Tuxpan, Ver.)

Pijchal, la serpiente de siete colore - Tumilco - Tuxpan

Si vienes a Tuxpan (o vives en Tuxpan) tienes que visitar y explorar Tumilco, un lugar lleno de tradiciones y costumbres ancestrales y maravillosa naturaleza.

 

Tumilco Tuxpan Veracruz

 

Para que lo vayas conociendo, aquí te dejamos un artículo que nos envió, y escribió, nuestra amiga Liz Sosa, el cual se redactó con investigaciones del historiador Gabriel Cruz Reyes.

Ceremonia de purificación y ofrendas en Tumilco.

“De acuerdo a la leyenda milenaria de los huastecos que se establecieron en el periodo pre clásico en la región que actualmente se conoce como Tuxpan, en el estado de Veracruz, Pijchal, la serpiente de siete colores fue la fundadora de los pueblos antiguos y guió a a los pobladores del norte que llegaron a esta zona, según la profecía de los Pascoles (sacerdotes o sabios).

En cada lugar donde la serpiente bajaba, lo hacía por medio de un árbol sagrado (Ceiba o Copal) y a éste se le llamaba “Palo Volador”. Si en el lugar abundaba algún animal o planta, se le daba esa denominación o nombre. Actualmente se le recuerda en Tuxpan, debido a que existe un centro ceremonial y surgió un arcoíris, por lo que al lugar se le llamó Tanbuc (hoy Tabuco), que significa lugar de Siete en lengua Teenek.

Pijchal, la serpiente de siete colores extendida curiosamente asemeja la forma del río Tuxpan, al que custodiaban siete pueblos en su ribera. Uno de estos es el que sigue:

Tumilco es una comunidad mestiza con patrón cultural Teenek, de Tan=Lugar e Ikoó=Incienso, por lo que significa “El lugar de los inciensos”, nombre que recibe por los bosques magníficos de copal que existían y que han subsistido con el paso del tiempo hasta nuestros días.

Por su importancia cultural, es aquí donde se encuentra la frontera de nuestra Huasteca y el pueblo hermano Totonaca. Tumilco abre la puerta a este fascinante mundo que es la Huasteca Baja en nuestro bello estado de Veracruz. En tiempos antiguos y derivado del nombre de esta comunidad, es muy probable que de aquí se llevaba al centro ceremonial Tabuco (Lugar de Siete) esa resina extraída del árbol de copal, que al ser quemada en sahumerios produce un incienso de agradable aroma.

Tumilco se localiza en latitud 20° 54” a 20° 56” y longitud 97° 21” a 97° 18” al sur del municipio de Tuxpan, Veracruz, a escasos kilómetros de las costas del Golfo de México y del río Tuxpan. Cuenta con asentamientos y evidencia arqueológica, la cual ya está siendo estudiada por investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El visitante puede llegar a esta emblemática e histórica comunidad por un libramiento de concreto hidráulico que va de la ciudad de Tuxpan hasta la congregación La Victoria, de ahí se toma la desviación a la comunidad de Cobos y se sigue por una brecha de terracería hasta llegar a “el lugar de los inciensos”. El trayecto tomará aproximadamente veinte minutos.

Como recordatorio de toda esta herencia huasteca, del 21 al 23 de marzo se revivieron rituales ceremoniales después de muchísimos años a la Madre Tierra Anam y al Padre Sol Quicha en el cerro “El Farallón”, el cual en apariencia es una pirámide de aproximadamente dieciocho metros de altura, que con el paso del tiempo y abandono fue cubierta por la misma naturaleza. La Suprema de la comunidad, Juana Infante, le pidió perdón a la Tierra por el daño que le hemos causado, luego pidió por la salud de todas las personas de la comunidad y también para que las milpas continúen dando abundantes cosechas de maíz y frutas.

 

Ceremonia de purificación y ofrendas en Tumilco - Tuxpan, Ver.

 

Posteriormente purificó las ofrendas consistentes en flores, agua de manantial, bocoles, taquitos, frutas, vasijas y conchas de caracol, entre otros alimentos típicos de la región, además de los cuerpos de las personas que se encontraban en ayuno para este ritual, así como también el Mayordomo del Cerro Juvencio Reyes y el historiador Gabriel Cruz, quien ofrendó a la Madre Tierra.

La Suprema Juana purificó además a dos invitados especiales, por ser de la cultura hermana colindante, la totonaca. Ellos, guiados por el Mayordomo y todos los asistentes, subieron al cerro, a ofrendar a Quicha todos los alimentos purificados con anterioridad para que les brinde energía a todas las personas que a partir de esta ceremonia le visiten. Cabe mencionar, que desde la cima se puede observar el majestuoso paisaje que brinda la naturaleza: el azul profundo del mar, la ciudad y río Tuxpan, el valle con los esteros, manglares y el verde de los bosques circundados por los cerros, haciendo en conjunto una postal maravillosa para cualquiera.

 

Tumilco Tuxpan, Veracruz 2

 

Finalmente, los participantes de la ofrenda y la ceremonia levantaron los restos de la misma y se llevaron a enterrar en las raíces del Palo Volador, uno de los árboles sagrados de los Teenek, como es la Ceiba y la Chaca”.

Muchas gracias Liz y Gabo por compartir estos temas que nos encantan y que son muy importantes para conocer y disfrutar la gran riqueza cultural que tenemos en Tuxpan, Veracruz y sus alrededores.

 

Saludos,

Antonio San Juan (AS) y el Equipo de Tuxpan.com.mx
El Sitio Web de Turismo y Comercio de Tuxpan, Veracruz

#Tuxpanízate y ¡Comparte!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *